Extracto

Revista Propiedad Horizontal (1985-1997)
Poemas del libro MOLINO DE TIERRA (1987)
Periódico Democracia en Movimiento- Córdoba (1993-1996) y Cuadernillo de Cultura- General Roca (1980)

Textos y audio del Grupo Palabras (1988, 1989)
Textos del libro NO SE, AMOS (1991)
Revista desde el Andén (2006-2009)

Parte de las fotos incluídas fueron tomadas por mi cámara.


Para ver textos actuales, en Silvia A. Sánchez, una escritora

20090608

SITUACION


Los pasos de mujer rebalsaron el pasillo. El picaporte de la puerta cedió y las bisagras se corrieron.

Un vaho de luz se infiltró claro en la habitación. La perilla de la luz en un chasquido hizo la luz, y la luz fue hecha...


La cartera de mujer se abrió en un chirriar de cierre y de ella salió un frAsco cuadrado, transparente y de líquido verde.

Dos platos se instalaron en la mesa, con dos vasos y dos tenedores, y dos cucharas, y dos servilletas, y un salero, y un candelabro, y una vela apagada y dos cuchillos de filo raso...




El chasquido de la perilla de la luz hizo penumbras con el fulgor de la llama de la vela, ladeada, ondulante, irregular.. insípida...


Las sombras se estiraron y atenuaron, y bailaron, jugaron, y se desvanecieron... se hizo el negro.


Los pasos del hombre rebalsaron en la escalera, el pasillo y el ascensor los contuvo. Se rebalsaron en el pasillo, en el umbral de la puerta, y en el click de la
perilla de luz.




Los zapatos de hombre se acercaron a los de mujer y se vieron anacrónicos. Las sillas se alejaron y se acercaron a la mesa.


La vela se hizo alta y el fósforo encendió con otro chasquido el ápice de su blancura. En la cuchara de hombre se reflejó la luz de la vela y en el tenedor y cuchillo de mujer el chasquido del fósforo.


El frasco cu
adrado, transparente y de líquido verde bailoteó al compás de las sombras de la vela; al lado del plato de mujer, cerca del plato de hombre...

.....................................................................................................................................

La cuchara de hombre tintineó en el frasco y el cuchillo de mujer señaló la tapa.

La tapa se estiró larga y un vaho pegajoso y verde tiñó la habitación.

La voz de hombre dijo "GRACIAS" y los ojos de mujer se cristalizaron.

La pegatina de la habitación empalagó el plato de mujer.

Los zapatos de hombre, negros, llevaron pendiendo el vestido de mujer por el pasillo hacia el balcón...


Publicado en No se Amos, Fondo Editorial Rionegrino, Edicines Culturales Argentinas, 1991.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¡ GraciasSilvia ! desde el litoral me llega un aire patagónico. Leeré. Berta

Silvia Angélica Sánchez dijo...

Y yo espero tus producciones con aire de litoral!